La respuesta a la pregunta de qué pasaría si dejara de ponerme la insulina es diferente dependiendo del tipo de diabetes y de su fase de evolución.

Dado que la insulina es un medicamento pinchado, y por tanto más incómodo que una simple pastilla, muchas personas buscan alternativas a la insulina y los libros del tipo “cómo tratar la diabetes sin insulina” están proliferando.

Lo cierto es que si tu médico te ha recetado insulina es porque ésa es la mejor alternativa para ti, quizás la única.

Pero vamos a responder a la pregunta de qué pasaría si, simplemente, dejaras de ponerte la insulina.

Si tienes una DIABETES GESTACIONAL y dejas de ponerte la insulina, los niveles de glucosa subirán y eso hará que el bebé crezca desmesuradamente con el consiguiente riesgo para su salud y para la tuya.

Un bebé grande no es más sano que uno pequeño, al contrario: el bebé grande por exceso de glucosa es frágil, puede tener malformaciones y tiene riesgo de presentar bajada de azúcar al nacer.

Si tienes miedo a ponerte la insulina, habla con tu endocrino. Es lógico que tengas miedo porque es algo que hasta ahora no habías hecho. Muchas mujeres se sienten abrumadas por el impacto del diagnóstico y porque de pronto tienen que hacerse muchos controles de glucosa, vigilar lo que comen y… PINCHARSE INSULINA!!!!!! Es una faena, es verdad, pero no estás en situación de elegir. Ponte la insulina como te han explicado. Tu bebé te lo agradecerá y tú te sentirás orgullosa por haber hecho este sacrificio por tu hijo.

Si tienes DIABETES TIPO 2 y dejas de ponerte la insulina… es posible que al principio no notes nada. Durante meses o incluso años las cifras elevadas de glucosa no dan síntomas. Quizás orines mucho. Quizás tengas facilidad para perder peso. Quizás estés cansado y con dificultad para concentrarte… pero por desgracia no vas a notar mucho más.

Digo “por desgracia” dado que la falta de síntomas inmediatos es la causa más habitual de un retraso en el tratamiento de la Diabetes tipo 2, con las terribles consecuencias que ello acarrea. Si dejas de ponerte la insulina, tu páncreas intentará suplir un trabajo que ya no puede hacer y se agotará: perderás toda tu reserva pancreática y ya no podrás mantenerte vivo sin insulina. Tus vasos sanguíneos se destrozarán empezado por los más pequeños y delicados, que son los de ojos, riñones y pies. Puedes tener un infarto o un ictus. Pueden pasarte un montón de cosas y es una lástima porque todo eso puedes evitarlo poniéndote la insulina.

Si tienes una DIABETES TIPO 1, lamentablemente, no existe la alternativa de dejar de ponerte la insulina. Si aún estuvieras en luna de miel es posible que al dejar de ponerte la insulina únicamente presentes una hiperglucemia sin cetoacidosis. Pero si ya pasaste esa fase y dejas de ponerte la insulina puedes tener una complicación grave o incluso fallecer. Sé que es muy duro escuchar algo así, pero lo cierto es que cuando alguien no sabe a qué se enfrenta, está indefenso. Si quieres tomarte unas vacaciones de diabetes, habla con tu endocrino. Él te escuchará y te propondrá el mejor plan para ti. Ser persona siempre es más importante que cuidar la diabetes.

Sugarfree, Libre con Diabetes tipo 1

 

 

 

 

 

 

By Ángeles Vidales Miguélez

CLÍNICA NYEVA, NUTRICIÓN Y ENDOCRINOLOGÍA EN VALLADOLID