Las hormonas tiroideas son muy importantes en las mujeres embarazadas porque de ellas depende el desarrollo del cerebro del bebé.
A partir de la semana 10, el bebé ya dispone de un pequeño tiroides y empieza a producir sus propias hormonas, pero no es hasta la semana 18 (casi cinco meses de gestación) en que el bebé puede abastecerse de sus propias hormonas tiroideas sin depender en exclusiva de las de la madre.
Las hormonas tiroideas están formadas por yodo. La madre no sólo necesita disponer de un tiroides sano, sino que durante el embarazo su tiroides demandará más yodo para producir la cantidad necesaria de hormonas tiroideas. Además, a partir de la semana 10, el tiroides del feto iniciará su propia producción y para ello también necesita yodo. La carencia de yodo en el tiroides del bebé es de importancia vital porque es posible que en ausencia de yodo el tiroides no se desarrolle bien.
Es habitual que cuando a la madre se le diagnostica un problema de tiroides se le retiren los suplementos con yodo “por si acaso” y hasta que la vea el especialista. En el caso de un embarazo, lo más habitual es que a la madre le hayan diagnosticado hipotiroidismo, y en este caso el yodo es aún más crítico, por lo que no hay ningún motivo para retirar el yodo, más bien al contrario.
En los casos de hipertiroidismo materno existe controversia sobre si el yodo magnifica o no el problema. En realidad, el yodo no es un regulador de la función tiroidea y, salvo casos puntuales, un tiroides no producirá más hormona de la necesaria porque reciba mucho yodo. Un buen ejemplo son los depósitos de gasolina de los coches: si usted llena mucho el depósito de gasolina, no por ello el coche será más veloz, ya que la velocidad del coche está regulada por el acelerador y por la potencia del motor. Ante la duda, es mejor que el coche tenga el depósito lleno a que lo tenga vacío.

¿Cuánto yodo necesito durante el embarazo?

Las recomendaciones internacionales oscilan entre 150 y 300 ug diarios de yodo. Estas recomendaciones están influidas por la presencia de déficit de yodo en la región que emite las recomendaciones. España es un país con problemas de déficit de yodo por lo que la recomendación más frecuente es de 300 ug diarios en mujeres embarazadas y lo ideal sería tomar el suplemento desde al menos dos meses antes del embarazo, para que el tiroides empiece con los depósitos llenos.

El exceso de yodo (aunque no la sobredosis) se elimina por orina, por lo que no hay riesgo de pasarse tomando suplementos de yodo.

Durante la lactancia se mantiene la necesidad de yodo, en torno a 150 ug diarios.

¿Puedo suplementar el yodo con los alimentos y así no tomar pastillas?

La respuesta corta es que sí, es posible hacer una dieta rica en yodo que cubra las necesidades de la madre y del futuro feto, pero, en mi modesta opinión, un embarazo es lo bastante importante como para no dejar nada al azar. Además, así como con los comprimidos es poco probable que ingieras una sobredosis de yodo, con algunos de los alimentos tradicionalmente recomendados para aportar yodo, como algunas algas, podrías tomarte una sobredosis. La sobredosis de yodo produce, a corto plazo, la paralización del tiroides (se usa en accidentes nucleares para anular la actividad del tiroides y hacerlo menos vulnerable a la radiación) y a medio plazo un aumento de la producción hormonal; posteriormente el tiroides vuelve a su estado habitual y con los depósitos llenos, pero el embarazo no es el mejor momento para pasar por estas etapas.

¿Sigo con el yodo si ya me han recetado Eutirox?

La hormona tiroidea natural o sintética (en España “Eutirox”) está formada por yodo, así que de forma indirecta estás aportando yodo, pero sigue siendo recomendable tomar yodo para facilitarle la vida a tu tiroides y al del bebé.

En resumen:

  • Las necesidades de yodo en el embarazo oscilan entre 150 y 300 ug de yodo diario.
  • El yodo debe iniciarse meses antes de intentar la gestación, pero, en cualquier caso, más vale empezar tarde que no empezar.
  • Durante la lactancia, sigues necesitando yodo.
  • El hipotiroidismo materno no es contraindicación para tomar suplementos de yodo.
  • El tratamiento con hormona tiroidea (Eutirox) no es contraindicación para tomar suplementos con yodo.
  • Ante la duda, consulta con un médico especialista.

by Ángeles Vidales Miguélez

Médico Especialista en Endocrinología y Nutrición, col 474706421

Registro sanitario 47-C21-035