PROGRAMA SUGARFREE, LIBRE CON DIABETES TIPO 1.

Al aproximarse el verano son muchas las personas que se proponen hacer dieta para perder unos kilos. En muchos casos existe un problema real de sobrepeso y en otros se trata de bajar un poquito para sentirse mejor.

Las personas con Diabetes tipo 1 no son una excepción. Sin embargo, se enfrentan al problema de no saber cómo perder peso sin que se descompense la diabetes.

Muchas personas con Diabetes tipo 1 tienen la experiencia de haber recorrido varias consultas de nutrición sin que nadie haya accedido a proporcionarles una dieta para adelgazar.

Aquí os contamos cómo perder los kilos sobrantes sin que se descompense la diabetes.

LO MÁS BÁSICO

Sólo puedes hacer dieta para adelgazar si tienes un nivel avanzado de Educación en Diabetes. En particular debes saber contar raciones y ajustar la insulina rápida a lo que comes. También debes ser responsable y actuar con sensatez ante la posible aparición de cuerpos cetónicos.

  • Durante una dieta para adelgazar en una diabetes tipo 1, siempre debes garantizar al menos 15 raciones de hidratos de carbono diarias.
  • No debes pasar más de cuatro horas sin tomar por lo menos una ración durante el día ni más de ocho horas durante el descanso nocturno.
  • La insulina Lenta se modifica en idéntica proporción al ajuste que hayas necesitado con la insulina rápida.
  • Durante una dieta para adelgazar en una diabetes tipo 1 pueden aparecer hipoglucemias.
  • Durante una dieta para adelgazar en una diabetes tipo 1, puede presentarse una cetoacidosis sin hiperglucemia.
  • Son necesarios al menos siete controles de glucemia diarios (incluyendo el control de mitad de la noche).
  • Debes medirte los cuerpos cetónicos en sangre al menos una vez al día y, si fueran positivos, seguir el protocolo.
  • Si no tienes un conocimiento avanzado de Diabetes tipo 1, no debes hacer una dieta para adelgazar, ni siquiera bajo la supervisión de un médico.

¿CÓMO DISEÑO MI DIETA PARA ADELGAZAR?

Lo ideal es que se lo comentes a tu endocrino y él te ayude.

La manera más simple de perder peso es tomar 500 Kcal diarias menos de lo que habitualmente comes. Para ello, se debe hacer una encuesta dietética para calcular tu ingesta calórica actual y para ver los alimentos que sueles tomar y que pueden sustituirse con mayor eficiencia; posteriormente hay que valorar el impacto de estas modificaciones dietéticas sobre la cantidad diaria de hidratos de carbono.

Cuando los alimentos que restringimos son grasas (por ejemplo, cuando eliminamos la mahonesa o cuando sustituimos la bollería industrial por pan), no es necesario modificar las raciones diarias de hidratos de carbono y su insulina rápida acompañante.

Al eliminar grasas podemos observar que los niveles de glucosa después de una comida ascienden más rápidamente. También puede suceder que aparezcan hipoglucemias cuando estamos próximos a la siguiente comida. Esto es porque las grasas ralentizan la absorción de los hidratos de carbono. Se puede mitigar este efecto utilizando hidratos de carbono de bajo índice glucémico.

Cuando los alimentos que restringimos son los hidratos de carbono, es necesario modificar la dosis de insulina rápida acompañante utilizando el índice insulina/carbohidratos.

El cambio en la dosis total de insulina rápida se reflejará en la dosis total de insulina lenta. Por ejemplo, si hemos reducido un veinte por ciento la dosis total de insulina rápida, debemos hacer la misma reducción en la insulina lenta. Nunca debemos tomar menos de 15 raciones diarias de hidratos de carbono. En desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, debe haber siempre al menos una ración de hidratos de carbono. Es muy importante realizar la medida de glucosa de mitad de la noche por el riesgo de hipoglucemias nocturnas inadvertidas.

Es menos probable que tengamos que restringir las proteínas. Las consideraciones respecto a la glucosa son similares a las que hemos enumerado para la restricción de grasa. Siempre debemos tomar por lo menos 70 g diarios de proteínas; una ingesta inferior nos llevará a la pérdida de masa muscular.

Ejercicio físico durante la dieta: Cualquier dieta destinada a perder peso debe ir acompañada de ejercicio físico moderado para evitar la pérdida de masa muscular. En la persona con diabetes, el ejercicio debe ir precedido de la ingesta de al menos una ración de hidratos de absorción rápida por cada media hora de ejercicio intenso o por cada hora de ejercicio moderado. La necesidad varía para cada persona. Si ya hacías ejercicio antes de comenzar la dieta para adelgazar, no es imprescindible que lo incrementes.

DIETA DE 1500 KCAL

Se trata de una dieta poco apropiada en una persona con Diabetes tipo 1. Si te entregan una dieta de este tipo, revísala y reajusta el contenido de hidratos de carbono. Ya sabes que debes tomar al menos 15 raciones diarias y siempre al menos una ración por ingesta.

DIETAS MILAGRO

Las dietas milagro, que son inadecuadas para toda la población, adquieren una peligrosidad extrema en la persona con diabetes tipo 1.

Vamos a dedicar unas líneas a las más conocidas: la dieta Atkins y su equivalente moderno: la dieta Dukan, así como las dietas repetitivas y las disociadas.

Dieta Atkins y Dieta Dukan en Diabetes tipo 1.

Se trata de dietas que restringen o eliminan los hidratos de carbono. En una diabetes tipo 1 existe un riesgo claro de hipoglucemia y, peor aún, de cetoacidosis.

La cetoacidosis desencadenada por una dieta hiperprotéica es especialmente peligrosa para la vida dado que raramente se acompaña de niveles elevados de azúcar puesto que al no tomar hidratos de carbono no existen reservas de glucosa que se eleven como mecanismo compensador. Al no producirse la hiperglucemia, la persona con diabetes no recibe el aviso de que algo muy grave está sucediendo hasta que el cuadro está demasiado avanzado.

En conclusión, si tienes una Diabetes tipo 1, nunca debes hacer una dieta hiperprotéica ya que existe un riesgo real para tu supervivencia.

 

Dietas repetitivas en la Diabetes tipo 1

La dieta del melocotón, la dieta de la alcachofa, la dieta del caldo devoragrasas…

Estas dietas actúan como modificadores de conducta que persiguen que, al final del día, la persona haya ingerido menos calorías que si tuviera libre elección de alimentos.

Nunca te vamos a recomendar una de estas dietas, pero si estás seguro de querer probarlo, haz los ajustes necesarios en la dosis de insulina rápida y lenta y asegúrate de que el alimento repetitivo lleva hidratos de carbono y, si no los lleva, añádelos tú. Por ejemplo, puedes añadir azúcar al caldo devoragrasas.

Si tu educación diabetológica no es buena, nunca debes comenzar una dieta de este tipo, ni siquiera bajo supervisión médica.

 

Dietas disociadas en la Diabetes tipo 1

Al igual que las dietas repetitivas, la dieta disociada funciona como un modificador de conducta con la salvedad de que ofrece mayor variedad de alimentos.

El peligro de la dieta disociada en una persona con diabetes tipo 1 es el lapso de horas sin ingerir hidratos de carbono; prácticamente desde la merienda hasta el desayuno del día siguiente.

Si tienes diabetes tipo 1 puedes hacer una dieta disociada respetando el mínimo de hidratos de carbono y los tiempos máximos de separación entre raciones.

Es decir, puedes hacer una dieta disociada, pero saltándote la parte de “no comer hidratos a partir de las siete de la tarde”. Te garantizamos que, si cumples el resto de premisas de esta dieta, vas a perder peso aunque te tomes un yogurt en la merienda y un vaso de leche en la cena.

 

EN RESUMEN

La mejor dieta para perder peso en una Diabetes tipo 1 es la que consensúes con tu endocrino teniendo en cuenta tus características personales y respetando las raciones mínimas de hidratos de carbono e intervalos entre raciones, así como tomando la precaución de medir la glucosa siete veces al día y los cuerpos cetónicos al menos una vez.

Si no tienes una buena educación diabetológica, no debes arriesgarte a hacer una dieta para adelgazar.

By Ángeles Vidales Miguélez

CLÍNICA NYEVA, NUTRICIÓN Y ENDOCRINOLOGÍA EN VALLADOLID