Entre las muchas leyendas urbanas está la del chico jóven y deportista con diabetes que un día se metió en la cama y nunca se despertó. El médico que acudió al domicilio certificó que la muerte se debía a la diabetes. Quizás una hipoglucemia, quizás la propia enfermedad…

Dicho chico es hijo de una amiga íntima de la persona que nos lo cuenta, así que no tenemos duda sobre la veracidad de la historia. Es algo duro, doloroso, y nuestra amiga se lo ha pensado mucho antes de comentárnoslo ya que nuestro hijo también tiene diabetes, pero vamos, que no nos preocupemos porque al nuestro no le va a pasar.

¿Os suena esta historia? Todas las personas con diabetes y sus seres queridos la han escuchado por lo menos una vez.

La primera vez que yo la escuché me quedé muy sorprendida… Una persona con diabetes… que se ha muerto en la cama… ¿de qué?, ¿cómo es posible que en el hospital no sepamos nada?… ¿pertenecerá al otro hospital?

Tras muchos años trabajando con personas que tienen diabetes debo decir que nunca he conocido un caso de un paciente mío al que le haya pasado algo así. Tampoco ninguno de mis compañeros endocrinos me ha contado jamás semejante historia sobre uno de sus pacientes. ¿Por qué? Pues porque son leyendas urbanas.

Ninguna persona con diabetes se muere en su cama a consecuencia de la diabetes. Aunque tenga una hipoglucemia. Excluyendo casos de suicidio o asesinato es prácticamente imposible fallecer por una hipoglucemia.

En caso de una desinserción de bomba de insulina es cierto que puede suceder una complicación grave en pocas horas, pero lo habitual es que la persona se despierte y pueda solucionarlo. No conozco casos de pacientes con infusores de insulina que se hayan muerto por la noche. Ya sabes que si tienes una bomba debes medirte la glucosa con frecuencia, porque no hay reservorio subcutáneo de insulina y el riesgo de cetoacidosis por desinserción es alto. Si te da pereza despertarte en mitad de la noche, una alternativa es pinchar con boli una pequeña dosis de basal antes de acostarse. Pero en cualquier caso, no te vas a morir mientras duermes.

Resumiendo… la historia del chico con diabetes encontrado muerto en su cama es una leyenda urbana. La próxima vez que lo escuches te recomiendo que sonrías y sigas adelante con tu vida pero nunca, por favor, te lo creas.

Sugarfree, libre con Diabetes tipo 1

 

 

 

 

 

 

By Ángeles Vidales Miguélez

CLÍNICA NYEVA, NUTRICIÓN Y ENDOCRINOLOGÍA EN VALLADOLID