Teléfono: 983 396 227 / 663 105 056

Localización: Ver Mapa

Nov 24

Medición continua de glucosa (FreeStyle-libre, Dexcom G4 y Minilink).

FREESTYLE LIBRE

La medición continua de glucosa no es una novedad. Desde hace años disponemos de sensores de implantación subcutánea que obtienen cifras de glucemia precisas cada pocos minutos. Unos ofrecen la información inmediatamente y en otros casos es preciso hacer una descarga de los datos días después. Algunos medidores continuos se conectan con la bomba de insulina, como es el caso del Mini Link de la bomba Paradigm Veo de Medtronic, y en caso de detectar una hipoglucemia detienen la perfusión de insulina durante unos minutos.

Lo que sí ha sido una novedad es el disponer del medidor continuo de glucosa a un precio accesible (aunque no para todos los bolsillos) y con un sistema de compra que permite que quien lo desée, pueda adquirir esta tecnología sin pasar por mil trámites.

Estoy hablando del FreStyle Libre de Abbot, que se lanzó de forma simultánea en varios países a finales de 2014. Mediante un sensor del tamaño de una moneda de dos euros implantado en el brazo y un receptor poco más grande que un glucómetro convencional, el FreeStyle Libre aporta información fiable de glucosa en tiempo real durante un máximo de 14 días.

No hace falta enumerar las ventajas que esto supone para la persona con diabetes: desde la tranquilidad de saber qué pasa con sus niveles de glucosa durante la noche hasta la posibilidad de conocer la glucemia de manera discreta con simplemente acercar el receptor a nuestro sensor. La transmisión se mantiene aunque llevemos mucha ropa encima. Otra utilidad es ver cuánto y a qué velocidad nos suben la glucosa determinados alimentos: el aprendizaje es más rápido cuando observamos los picos de glucemia en tiempo real que estudiando tablas de índice glucémico.

Los gráficos del aparato son fáciles de interpretar para personas de todas las edades.

También es una ventaja dejar descansar a los dedos durante unos días: el sensor no elimina la necesidad de hacerse medidas de glucosa capilar, pero podemos espaciarlas ya que el sensor nos ahorra la mayoría de las mediciones de “por si acaso”.

El aparato tiene lo mejor de los glucómetros de Abbot: al igual que el Optium Xceed y el Optium Neo, mide cetonas en sangre. Y al igual que el Insulinx, dispone de un calculador de bolo integrado. Eso sí, los cálculos sólo se hacen con glucosa capilar, no con la obtenida en la medición continua.

Las especificaciones de FreeStyle Libre recomiendan su uso en mayores de 18 años. Esto es porque los ensayos se han hecho con personas a partir de esa edad; es probable que pronto se autorice en niños y adolescentes.

Muchas personas han probado ya el FreeStyle libre en su primer lanzamiento, en septiembre. Poco después, la casa comercial anunció que estaban desabastecidos del producto pero que seguramente volverá a estar disponible a principios de 2015.

DEXCOM G4

Como os decía al principio, el FreeSyle Libre no es el único medidor continuo de glucosa y tampoco ha sido el primero.

Una excelente alternativa es el Dexcom, la gama alta de los medidores continuos, que además puede utilizarse conjuntamente con la bomba de insulina Aminas y está autorizado en niños a partir de los 2 años. El dexcom pesa 10 g y puede sumergirse en agua. El receptor es del tamaño de una tarjeta de crédito y elabora unos gráficos preciosos. Mide a mayor distancia que el FreeStyle libre, de modo que en el caso de un niño, los padres pueden conocer sus niveles de glucosa mientras el niño juega en otra habitación (tiene un alcance de 6 metros según las especificaciones de la ficha técnica). El sensor tiene una duración garantizada de 7 días, pero tratándolo con precaución es habitual que su utilizad se prolongue hasta 15 días. Al contrario que el FreeStyle Libre, el cual se apaga automáticamente al cumplirse los 14 días de vida del sensor, el Dexom seguirá funcionando mientras nosotros no tomemos la decisión de poner un sensor nuevo.

Otra ventaja del Dexcom son las alarmas automáticas de hipoglucemia, que en caso de no desearlas pueden desprogramarse o dejar sin sonido.

El Dexcom puede calibrarse con glucemias capilares obtenidas mediante un glucómetro tradicional.

El FreeStyle libre no dispone de alarma de hipoglucemia ya que no es un emisor, así que sólo oferta la lectura si se la solicitamos, el resto del tiempo almacena los datos pero no los comunica al receptor.

Con todo esto parece que el Dexcom es la mejor opción pero, como decía al principio, está limitado por el precio: en torno a 980 euros el kit de inicio y hasta 340 euros por cada sensor.

MINILINK

El MiniLink es el sensor continuo de la casa Medtronic. Puede utilizarse en conjunto con la bomba Paradigm veo y lo que más destaca de este equipo es la capacidad del MiniLink para frenar la perfusión de insulina de la bomba en caso de hipoglucemia. Si la persona no hace nada, al cabo de 20 minutos el suministro de insulina se reanudará para evitar una cetoacidosis.

Al igual que el Dexcom G4, el MiniLink es un emisor por lo que los resultados son transmitidos continuamente al receptor tanto si el usuario lo solicita como si no.

Así como los receptores del FreeStyle Libre y del Dexcom son elegantes e intuitivos, el MiniLink está pensado para usarse con la bomba de insulina, que actúa como receptor. En caso de querer utilizarlo sin bomba es necesario utilizar un receptor cuya carcasa es idéntica a la de la bomba Paradigm Veo: mucho más gruesa y con pantalla menos amigable que en el caso de los otros sensores.

Desconozco el precio de venta al público del MiniLink. En la Sanidad Pública se suministra, de forma muy puntual y sólo para unos pocos días de uso en pacientes cuya situación clínica lo requiere.

¿Evitan estos sensores los pinchazos en los dedos?

Oficialmente no los evitan, ya que miden glucosa intersticial (los glucómetros miden glucosa capilar) y pueden no estar bien calibrados.

En el mundo real, la respuesta es que el sensor puede evitar la gran mayoría de los pinchazos en los dedos. Uno debe tener la sensatez de llevar siempre consigo un glucómetro y comprobar en sangre capilar cualquier resultado inesperado del sensor, así como calibrarlo al menos una vez al día en los modelos que lo permiten.

La medida de cuerpos cetónicos, muy importante, sigue siendo exclusivamente capilar (también en orina, pero la de orina es imprecisa y poco recomendable).

¿Qué sensor elijo?

La Sanidad Pública no financia ninguno de los sensores para su uso continuado. Únicamente, en casos muy seleccionados, se puede acceder a unos días de uso del MiniLink. Agunos grandes hospitales están financiando, también de manera puntual, el DexcomG4 para una utilización breve y en pocos pacientes.

El FreeStyle Libre no está financiado en ningún caso a día de hoy, pero presenta el precio más competitivo del mercado (menos de 300 euros el Kit de inicio y unos 120 euros mensuales el mantenimiento) y se compra de forma sencilla a través de internet. Otra ventaja del FreeStyle Libre es que funciona también como medidor de glucosa y cuerpos cetónicos y que dispone de calculador de bolo.

Al contrario que sus competidores, el FreeStyle libre no tiene alarmas por hipoglucemia y no se puede calibrar. A pesar de estos inconvenientes, por el simple hecho de incluir medida de cetonas y cálculo de bolo en el mismo aparato y por la facilidad para acceder a él, el FreeStyle Libre es a mi juicio la opción más sensata.

El mejor aparato, también en mi humilde opinión es el Dexcom, tanto si lo utilizas en conjunto con la bomba de insulina como por sí mismo. Es el más bonito, el más preciso, el que mide a mayor distancia y el que dispone del receptor más intuitivo, además de avisar de las hipoglucemias. El elevado precio y la dificultad para acceder a él, lo convierten sin embargo más en una curiosidad tecnológica que en una realidad.

Respecto al MiniLink, yo sólo lo recomendaría para utilizar con la Paradigm Veo; su sistema de bloqueo de la bomba por hipoglucemia es único y lo más cercano que tenemos al deseado páncreas artificial.  Si ya dispones de la bomba es una buena opción financiarte tú mismo el MiniLink, pero sólo como sensor continuo es, en mi opinión, más aparatoso y menos intuitivo que cualquiera de sus competidores.

 

by Ángeles Vidales Miguélez

CLÍNICA NYEVA-NUTRICIÓN Y ENDOCRINOLOGÍA EN VALLADOLID

Comments (4)

Add a comment
  1. December 29, 2014

    Habíamos pensado en el FreeStyle Libre pero una vez que nos decidimos ya no estaba a la venta, así que queremos comprar el DexcomG4.
    ¿Cuánto le dura la batería?
    ¿Que precio aproximado tiene?
    ¿Cómo es de voluminoso el sensor?
    ¿Se puede utilizar el móvil como monitor?
    Desde ya muchas gracias.

    Reply
    • December 30, 2014

      Hola Petri:

      Respecto al FreeStyle la información que nos han dado en Abbot es que volverá a estar disponible en su web en breve; no sé cuántas semanas o meses pueden ser.

      Respecto al DexcomG4, te recomiendo que todas esas dudas las consultes directamente con Novalab. Yo he trabajado con el Dexcom hace años en el Hospital de Cruces (el modelo anterior), pero en mi hospital actual por el momento no lo tenemos ni nos han proporcionado muestras en la presentación, así que la información que te puedo dar no es reciente.

      Para comprar el Dexcom necesitas que te lo prescriba un médico. No es difícil y cualquier endocrino estará encantado de prescribírtelo, pero a día de hoy es un trámite que necesitas.

      La batería del transmisor (que se coloca junto al sensor) dura entre 5 y 7 meses aproximadamente, como si fuera la pila de un reloj. El receptor tiene una batería que dura 2-3 días dependiendo de cuántas veces lo mires, como si fuera un móvil.

      El precio del sensor está cercano a los 1000 euros, te hablo otra vez de la información que nos dieron a los médicos en la última presentación del aparato. Algunos pacientes me han informado de un precio superior,así que no sé si la empresa hace precios diferentes dependiendo de si lo compra un hospital ó un particular. El sensor cuesta 340 euros (información del laboratorio) y aquí también te digo que algunos pacientes me han informado de un precio diferente, en este caso más bajo.

      El sensor-transmisor es pequeñito, pero más voluminoso que el MiniLink y mucho más voluminoso que el del FreeStyle Libre. Sobresale más, es más “alto” y en mi opinión eso puede facilitar que se desprenda. Lo habitual es que dure unos 10 días.

      Que yo sepa, no se puede utilizar el móvil como monitor.

      Para mí la principal ventaja del Dexcom en que avisa de las hipoglucemias; fuera de ello y teniendo en cuenta la diferencia de precio, quizás te merezca la pena esperar a que regrese el FreeStyle.

      Un saludo;

      Ángeles

      Reply
  2. October 3, 2016

    Muchisimas gracias me as aclarado un monton de dudas ,un saludo

    Reply
  3. October 5, 2016

    “Una información muy buena, es lo que estaba buscando. Millones de gracias. Saludos.”

    Reply

Add a comment