Teléfono: 983 396 227 / 663 105 056

Localización: Ver Mapa

Diabetes y Embarazo


PROGRAMA NYEVA PARA LA MUJER EMBARAZADA CON DIABETES

Sea cual sea el tipo de diabetes, te ofrecemos nuestro programa integral de gestación:

  • Planificación de embarazo en mujeres con diabetes preexistente.
  • Primera visita con valoración completa de la historia médica y gestacional.
  • Medida trimestral de la Hemoglobina Glicosilada capilar.
  • Adaptación de la dieta a tus características personales.
  • Educación de Diabetes orientada al embarazo.
  • Visitas semanales si estás en tratamiento con insulina o quincenales si no necesitas insulina.
  • Posibilidad de acudir sin cita en los días de apertura de la clínica ante cualquier incidencia relacionada con la diabetes gestacional.
  • Seguimiento simultáneo de los problemas del tiroides u otros problemas hormonales que surjan durante la gestación.
  • Revisión una vez terminada la lactancia.

 

FUTURAS MADRES CON DIABETES

Si tienes diabetes tipo 1, tipo 2 ó MODY y deseas ser madre, te asesoramos durante la planificación de gestación y a lo largo de todo el embarazo. Si ya estás embarazada, te recibimos sin demora para hacer los ajustes necesarios en tu tratamiento para la diabetes.

EMBARAZADA CON DIABETES TIPO 1

Si tienes diabetes tipo 1, es habitual que durante el primer trimestre de gestación aumente la sensibilidad a insulina y aparezcan hipoglucemias. Te recomendamos pasar a una dieta cerrada con reajustes frecuentes de insulina que te explicaremos para tu caso particular. Pasado el primer trimestre, lo habitual es que la sensibilidad a insulina disminuya y debas aumentar progresivamente tu dosis. En el momento en que nazca el bebé será necesario un nuevo reajuste porque de nuevo habrá aumentado la sensibilidad a insulina. Asimismo, la lactancia tiene particularidades en la mujer con diabetes tipo 1.

Algunas insulinas no están validadas para su uso durante la gestación; eso no quiere decir que sean peligrosas y que tu bebé haya estado sometido a un peligro; significa que no existe experiencia con ellas en mujeres embarazadas por lo que dependiendo de cada caso, puede ser conveniente sustituirlas.

EMBARAZADA CON DIABETES TIPO 2

Durante el embarazo debes abandonar el tratamiento con pastillas y pasar a insulina. Lo ideal es planificar la gestación y que ya estés con insulina antes de quedarte embarazada. Si acabas de descubrir que estás embarazada y estás tomando pastillas, te recomendamos que las interrumpas y te pongas en contacto con tu endocrino lo antes posible. Es poco probable que el bebé se haya afectado por las pastillas pero lo conveniente es pasar a un tratamiento más adecuado tan pronto como sea posible.

EMBARAZADA CON DIABETES TIPO MODY

La más común es la Diabetes tipo MODY 2, que en algunas ocasiones se confunde con diabetes gestacional o con una diabetes tipo 2. El ajuste de tratamiento es diferente al de los otros tipos de diabetes, en algunos casos con pastillas, y las recomendaciones dietéticas deben tener en cuenta la posibilidad de que el bebé también tenga una diabetes MODY 2. Se trata de una situación compleja en la que debes asesorarte cuanto antes con un especialista.

DIABETES GESTACIONAL

Mujeres en que se ha producido una diabetes a consecuencia del embarazo o que se les ha diagnosticado la diabetes durante la gestación excluyendo las otras causas de diabetes.

¿Por qué se produce la Diabetes Gestacional?

Durante un embarazo hay muchas causas que pueden elevar los niveles de azúcar y cuando varias confluyen, puede llegarse a una situación de diabetes.

Las causas más habituales son:

  • Aumento natural de la resistencia a insulina durante el embarazo para garantizar suficiente glucosa para el bebé.
  • Edad de la madre por encima de 30 años.
  • Antecedentes de diabetes en la familia del padre del bebé: la placenta, que genera resistencia a insulina, es de herencia tanto paterna como materna.
  • Sobrepeso en la madre.
  • Procesos de reproducción asistida con tratamiento hormonal.
  • Embarazo procedente de donación de ovocitos.

¿Qué consecuencias tiene la Diabetes Gestacional?

  • La diabetes gestacional no tratada produce un aumento crónico de los niveles de glucosa y de insulina en la sangre de la madre, que afectan al bebé.
  • Al estar sometido a tales cantidades de insulina y de glucosa el bebé crece más de lo conveniente. Un gran tamaño del niño dificulta o hace imposible el parto que muchas veces termina en cesárea.
  • Además, este exceso de crecimiento es disarmónico, es decir, algunos órganos del bebé crecen más que otros.
  • El bebé procedente de un embarazo con diabetes mal controlada tiene riesgo de presentar bajadas de azúcar en las horas posteriores al nacimiento.
  • Cuando la diabetes gestacional se trata adecuadamente pueden evitarse estas complicaciones y mantener sanos tanto a la madre como al bebé.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en una dieta con una cantidad equilibrada de hidratos de carbono distribuida en varias tomas y combinada con una cantidad moderada de ejercicio físico: en ocasiones es suficiente con salir a caminar después de la cena.

Es necesario medirse la glucosa antes y después de las tres comidas principales.

Si los objetivos de glucosa no se cumplen, algunas mujeres necesitarán tratamiento con insulina durante el embarazo.

¿Debo sustituir el azúcar por edulcorantes?

Debes ajustar la cantidad de hidratos de carbono de tu dieta. Durante una gestación es preferible que tomes azúcar normal en cantidad moderada a que consumas edulcorantes artificiales.

¿Puedo evitar la insulina haciendo una dieta estricta?

Debes hacer una dieta saludable para el embarazo. Comer menos de lo que tu hijo y tú necesitáis para evitar que suba el azúcar es un error ya que se relaciona con desnutrición del bebé. Si estás haciendo la dieta de manera correcta y eso no es suficiente, lo más saludable es ponerse insulina.

¿Y si no tengo tiempo para medirme el azúcar?

Una vez que aprendas la técnica, necesitarás menos de un minuto para hacer el control. Los actuales medidores de azúcar son pequeños y discretos; todo el kit ocupa menos que un monedero.

¿Qué pasa si me da miedo la insulina?

La insulina es un tratamiento seguro. Las actuales jeringas de insulina son parecidas a rotuladores y llevan agujas cortas y finas que apenas se sienten. No necesitas hervir las agujas ni mezclar la insulina; la insulina se pincha en la grasa que está debajo de la piel, así que tampoco necesitas canalizar una vena para administrarte el tratamiento.

¿Me quedaré con diabetes después del alumbramiento?

Eso depende de muchos factores. Para saber si la diabetes persiste después de la gestación tu médico te pedirá una sobrecarga de glucosa cuando hayas terminado la lactancia.

¿Mi hijo nacerá con diabetes?
No. La diabetes gestacional nunca se trasmite al bebé. Tu hijo nacerá sin diabetes.